Las cicatrices en la salud

Las cicatrices tienen una gran importancia en la salud. Somos inconscientes de esta realidad. Es interesante que leas el post para comprender cómo afectan las cicatrices en tu salud, el gasto de energía que producen en el cuerpo, cómo localizarlas, y cómo poder mejorar la tensión que pueden guardar.

En este post aprendemos a valorar los problemas que tiene el cuerpo debido a las cicatrices. Los cortes de energía, tensiones en el movimiento y restricción de los procesos de polaridad que necesita el cuerpo para mantenerse sano. También se hace referencia a los campos interferentes de flujo de energía, y a los producidos por los focos que alteran estos flujos de polaridad.

Es muy sencillo localizar las cicatrices, campos interferentes y focos que producen tensión en el cuerpo con el test del Láser. La explicación visual del vídeo te ayudará a localizarlas fácilmente. Cuando sepas que una cicatriz tiene tensión se lo debes indicar a tu terapeuta para que te ayude a mejorar el gasto que esconde, y aliviará la tensión que guarda en las memorias de los diferentes tejidos que corta, y mejorarán las funciones de los sistemas que están implicados en cada una de las cicatrices.

Las cicatrices influyen en la salud. ¿Cómo saber dónde y cómo están afectando?.

Los cortes que producen las cicatrices en los tejidos provocan un tejido «amorfo» llamado queloide, un tejido fibroso necesario para unir tejidos, pero que impide el flujo correcto de movimiento y de energía entre los tejidos que ha deformado, produciendo lo que se denomina un campo interferente.

Tejidos musculares, fascias, tendones, piel, meridianos, etc., se ven afectados por estos queloides, manteniendo una tensión que puede ser: en exceso, afectando a su correcto funcionamiento produciendo un hipertono en sus funciones, o tensión en defecto, con incapacidad de realizar sus funciones, por lo que otros componentes deben realizarlas. Esto supone un esfuerzo extra que tienen que mantener algunas estructuras y sistemas en el entorno de la cicatriz, mostrando tensiones en cualquier parte del cuerpo que necesita adaptarse.

Estos queloides pueden mostrar ligeros síntomas indicando que están mal: hinchazón, picor, cambio de color, o ligeras molestias. Pero lo importante de los queloides es el campo interferente que produce sobre los tejidos que alteran, y las tensiones que se muestran a distancia en diversas estructuras y sistemas.

La explicación de la Medicina Tradicional China (MTC) nos ayuda a entender parte de lo que sucede las cicatrices en la salud, como afectan los queloides y campos interferentes, estos tejidos «amorfos» que distorsionan el flujo correcto de movimiento, flujo de líquidos, y flujo energético.

Los ritmos y ciclos del cuerpo.

La MTC nos transmite un conocimiento básico que da explicación a la vida, la energía, y los procesos que se producen en la creación:

  • Todo es polar (Yin – Yang).
  • Todo está en movimiento.
  • El movimiento se genera por la tensión entre Yin – Yang.
  • El Yang moviliza y contiene al Yin, y el Yin almacena, transforma y nutre al Yang.

Estos principios básicos los observamos en el ritmo de las estaciones, los días (noche / día), y las horas. El cuerpo se equilibra con estas tensiones polares externas con una alternancia en sus ritmos y ciclos, activando y relajando sus diferentes sistemas con lo que se producen los ciclos básicos: sueño / actividad, tensión / relajación, ciclos de respiración, absorción / eliminación, alcalinidad / acidez, sistema hormonal, etc.

Todos los sistemas del cuerpo tienen la capacidad de contraerse / relajarse, ir de un estado Yin a un estado Yang, este es «el flujo polar de la vida». Cuando algún componente, estructura, o sistema del cuerpo tiene incapacidad para adaptarse a estos ritmos y ciclos citados anteriormente, se produce una tensión a la cual el cuerpo tiene que adaptarse.

Podríamos considerar el cuerpo como un conjunto de sistemas y estructuras que se comunican por medio de ondas, frecuencias, o informaciones. Todo está relacionado con todo, esa relación se transmite por informaciones: en la propiocepción, en el sistema energético (sistema nervioso y meridianos), la regulación de las presiones (líquidos y fluidos).

Cada sistema del cuerpo tiene una información diferente, un tipo de onda que se comparte entre todas las estructuras y componentes que lo forman. Este flujo de ondas permite que todo el conjunto funcione al unísono. Cuando una onda se altera al pasar por una cicatriz, un campo interferente o un foco, provoca que todos los sistemas o estructuras relacionadas reciban una onda distorsionada, lo que produce una información incorrecta que les va a mermar sus capacidades y sus funciones.

Los queloides de las cicatrices provocan los llamados campos interferentes que alteran este flujo de informaciones mostrando síntomas en las zonas reflejas y estructuras asociadas.

La Medicina Tradicional China habla de estas frecuencias y las conexiones orgánicas hace más de 3.000 años, basando su diagnóstico y tratamiento en este fluir que se produce entre los órganos y vísceras del cuerpo. Los 5 elementos o 5 fases explican estas relaciones. Una visión adelantada que podemos comprobar actualmente con equipos de medición precisos como la electroacupuntura, y tratamientos con biorresonancia con equipos como la Mora-terapia.

Los focos que alteran el flujo energético.

También encontramos este efecto en los sistemas y estructuras con tensiones crónicas, en componente como los dientes, los oídos, los ojos, anginas, ano, etc. que cuando tienen problemas afectan a todo el cuerpo. Todos sabemos de las tensiones que produce alguno de estos componentes por experiencia. Nos han afectado en la energía general, en la actitud emocional, y en la capacidad de movimiento. Estos son llamados «focos de repolarización».

Las cicatrices, campos interferentes y focos, afectan a la salud alterando el flujo correcto de informaciones, provocando mucha tensión en exceso o defecto en distintos sistemas, mostrando todo tipo de síntomas cuando se mantienen a lo largo del tiempo. Es como tener un ordenador con programas no actualizados, o con mucha sobrecarga, las funciones del ordenador no son correctas, no va rápido, o no puede debido a la sobrecarga. ¿Quién se adapta a estas incapacidades de procesar datos correctamente? el que gestiona el ordenador, que termina por aceptar que su trabajo es lento y difícil.

Los queloides de las cicatrices, un campo que interfiere en el flujo de informaciones del cuerpo.

Los queloides provocan una incapacidad de cambio de polaridad en los tejidos que afectan y en las funciones de diversos sistemas. Una incapacidad de cambio entre el Yin / Yang, tono / relajación, recibir y emitir respuestas, etc.

  • La hipertonía / hipotonía en el sistema osteomuscular. Piel, músculos, fascias, ligamentos, articulaciones.
  • La incapacidad de flujo correcto en el sistema nervioso (aferente / eferente, simpático / parasimpatico).
  • La neurocoordinción, con distorsión y gasto en cada movimiento, incapacidad de aprendizaje, o incapacidad de expresión o respuesta.
  • La distorsión energética de los meridianos.
  • La alteración en el fluir completo de los diafragmas.
  • Los problemas de ionización debidos a las cicatrices producidas en nariz, como las sinusitis. etc.
  • Problemas circulatorios por aumento de la presión en los tejidos, como puede pasar en episotomías, cesáreas, etc.

Podríamos incluir una larga lista de alteraciones en los diversos sistemas del cuerpo. Todos necesitan polarizarse y repolarizarse, hacer cambios de flujo sin tensión. Cuando esta necesidad se produce correctamente no hay tensiones ni gasto, pero cuando hay alguna distorsión, alguna parte del cuerpo se va a adaptar produciendo síntomas diversos.

Las cicatrices, campos interferentes y focos, provocan diversos síntomas que afectan a la salud.

Los síntomas que producen se pueden observar en diferentes sistemas:

  • Los tejidos y componentes que cortan la cicatriz, pueden mantenerse hipotono o hipertono, por lo que obligarán a alguna estructura a adaptarse para evitar ese exceso o defecto.
    • Esto puede producir tensiones a distancia en otras estructuras que intentarán compensar el desequilibrio producido por el queloide.
  • La verticalidad del ser humano requiere de la estabilidad de los planos horizontales que se mueven y adaptan para producir movimientos. El hombro derecho va hacia adelante con la cadera izquierda en un movimiento coordinado de cruce o torque. Cuando una cicatriz limita este movimiento, algún plano inferior o superior donde se encuentra la cicatriz va a mantener tensión.
    • Una cicatriz de cesárea puede estar siendo la causa de los problemas de cuello, o de brazos.
    • Una cicatriz de piernas afecta a toda la verticalidad, haciendo adaptaciones que se pueden estar produciendo tensiones en estructuras superiores como dolor de cuello, o problemas de hombros.
    • Una cicatriz de apéndice puede afectar al libre fluir de estos movimientos de torques y capacidad de movimiento.
  • La respiración implica un movimiento de vaivén armónico del diafragma torácico. Este diafragma puede tener tensiones debido a un queloide que esté en un plano superior, como las anginas, operaciones en boca, tiroides etc, o en el plano inferior como las operaciones de vesícula, apéndice, cesáreas etc.
    • Cualquiera de las operaciones anteriores pueden estar afectando a la correcta función de respiración, por lo que se pueden producir síntomas de poca ventilación con cansancio, o poca eliminación, lo que se traduce en posibles síntomas de resfriados debido a las distorsiones que se producen en las mucosas pulmonares.
  • Las operaciones de anginas producen tensiones en cuello y planos superiores como la mandíbula, nariz (afectando a la ionización), oídos, etc.
  • Las operaciones de apendicitis, colon, anginas y todas las intervenciones necesarias debidas a infecciones, pueden guardar memorias de por que se produjeron, manteniendo síntomas subclinicos.
  • Los focos como las anginas, oídos, sinusitis, etc, suelen ser recurrentes antes de cronificarse, por lo que mantienen las memorias que se produjeron, afectando energéticamente igual pero con menos intensidad.

Las cicatrices, campos interferentes y focos alteran las ondas, generando una distorsión en ellas, en sus fases, intensidad o frecuencia.

La suma de las distorsiones de las ondas de los campos interferentes y focos producen distorsiones importantes en el flujo global del cuerpo. Este concepto fundamental es la base de la biofísica donde se están haciendo avances continuamente. La biorresonancia actúa modulando esas ondas o frecuencias, haciendo un reequilibrio entre las ondas armónicas del cuerpo y las desarmónicas producidas por las distorsiones citadas.

Para poder cambiar las tensiones que producen las cicatrices en la salud, el primer paso es valorar la tensión que tiene el cuerpo con alguna de ellas.

El tests del Láser es un test muy efectivo para comprobar si una cicatriz, o un foco producen alteraciones en el flujo energético.

El test del Láser para comprobar las cicatrices y focos.

Podemos pensar que el cuerpo ha cerrado una herida con una cicatriz y ya ha solucionado el problema que tenía. Pero la realidad es que todo el cuerpo se adapta a estas tensiones, la postura cambia, cambia el movimiento, además de los ritmos y ciclos de los sistemas afectados.

Con el test del Láser se puede hacer un estímulo sobre las cicatrices movilizando los tejidos en todas direcciones y saber la tensión que están produciendo esas cicatrices en la salud. Igualmente se puede alterar el flujo energético de un foco para comprobar si está alterando la información cuando pasa por él.

El test del Láser en las cicatrices.

Cuando aprendes el test del Láser es muy fácil valorar los diferentes tejidos que corta una cicatriz.

Lee el post del test del Láser para aprender a hacerlo y realiza estos estímulos para comprobar el resultado del test.

Cada tejido se puede chequear haciendo estímulos en el componente, o en la función que ejerce:

  • La piel. Se puede ver la sequedad, o la posibilidad de movilizarse con un suave estímulo en cualquier dirección.
  • Músculos. Se pueden valorar haciendo estímulos con diferentes tonos, recorridos, etc.
  • Fascias. Se puede valorar la capacidad de estirarse con sencillos estímulos pasivos de estiramiento. Estos estímulos se hacen en todas las direcciones y profundidad dependiendo de la fascia o la cadena fascial que estemos chequeando.
  • Tendones. Se pueden hacer estímulos para comprobar su capacidad para sujetar la articulación.
  • Huesos y articulaciones. Se pueden hacer estímulos para valora su cápsula articular, limitaciones, etc.
  • Meridianos. Se pueden hacer estímulos en la dirección del flujo.

Los sistemas nervioso, energético, nutricional y sutil, también se ven afectados por el queloide, por lo que tienen también limitadas partes de sus funciones. El terapeuta que utiliza profesionalmente el test del Láser aprende a realizar todo tipo de estímulos para valorar en profundidad los problemas que producen las cicatrices en todos estos sistemas.

El test del Láser en los campos interferentes y los focos.

Los estímulos en este caso se realizan con algún elemento que altere el flujo energético del foco o campo interferente, aumentando la tensión o disminuyéndola. Un imán es una solución casera para comprobar las posibles alteraciones de estos focos o campos.

  • Al poner un imán positivo se está aumentando el flujo energético. Si al ponerlo sobre un foco o campo interferente hay cambio en la respuesta del test del Láser, esto indica que la onda cuando atraviesa ese foco aumenta la intensidad, amplitud o frecuencia. Al poner un poco más de tensión añadida a la que hay, el cuerpo muestra la tensión en el andar observándolo en el test del Láser.
  • Si es el polo negativo del imán el que muestra cambio en el test del Láser, está indicando que ese foco reduce el flujo energético que le llega, con lo que la onda saldrá distorsionada con falta de amplitud, frecuencia o intensidad. Al poner el polo negativo reducimos la intensidad y el cuerpo muestra ese estado Yin, hipotono, o falta de tensión debido a ese foco.

Estos sencillos test te ayudarán a valorar las tensiones que guarda tu cuerpo, y una vez que las resuelva tu terapeuta podrás valorar los cambios que se producen en la estructura, tus movimientos, energía y mejora global.

En sucesivos post ampliaremos estos conceptos básicos para que comprendas la importancia de las cicatrices, campos interferentes y focos en tu salud.

Jose Luis Godoy Muelas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuida tu cuerpo solo tienes uno y para ello Phisico es tu centro, encontraras todo lo que necesitas para entroncare bien: Fitness de última tecnología, técnicas manuales, osteopatía, kinesiologia, acupuntura, técnicas de equilibrio alimentario, escáner corporal 3d, Capenergy, biorresonancia Mora Nova y mucho más. Ven a conocernos.

Pedir Cita

Rellena este formulario para solicitar cita, rellene con sus datos y las preferencias de su cita, se pondrá nos pondremos en contacto con usted para darle la cita.

Contacto

  • Paseo de Los Olmos 10 | 28005 Madrid
  • 91 435 28 26
  • madrid@phisico.clinic