Hojas de ruta. Una herramienta sencilla y fácil para elaborar tus proyectos.

Hojas de ruta

Planificar tus objetivos con hojas de ruta para tu crecimiento personal.

Cuando tienes una meta para mejorar tu crecimiento personal en cualquier ámbito de tu vida, debes planificar tus objetivos, analizar cómo realizarlo y los resultados que esperas conseguir. Las hojas de ruta te ayudan en cada uno de los pasos a seguir.

Cuentas con tu voluntad, pero para alcanzar tu meta es importante valorar lo que quieres conseguir, las necesidades que tienes, los medios que necesitas, y sobre todo, como cambiará tu forma de actuar cuando lo consigas.

Es importante recordar la frase de Santa Teresa de Jesus:

Se derraman más lágrimas por las plegarias atendidas que por aquellas que permanecen desatendidas”

Conseguir un objetivo que no se ha proyectado correctamente puede que te lleve a él, pero también puede que no sea lo que necesitas realmente, no te aceptas con él, no lo quieres, o sencillamente no aporta nada para tu crecimiento personal.

Las hojas de ruta utilizada para planificar objetivos para el crecimiento personal.

Las hojas de ruta se utilizan para planificar todo tipo de proyectos, acciones, desarrollo de tareas para conseguir un objetivo. La idea básica de las hojas de ruta es analizar los procesos que intervienen para conseguir la meta propuesta. Es importante planificar los objetivos puesto que si quieres saber dónde deseas llegar, en primer lugar, tienes que saber hacia dónde te diriges. El crecimiento personal se produce cuando eres capaz de aprender a realizar este camino con sus diferentes procesos.

«Si quieres saber dónde deseas llegar, en primer lugar, tienes que saber hacia dónde te diriges».

Qué es una hoja de ruta.

Las hojas de ruta son una herramienta para planificar cualquiera de tus objetivos de tu crecimiento personal en algún ámbito de tu vida.

Se pueden utilizar para un proceso simple como comprar un coche por ejemplo, valorando las necesidades, que se necesita para comprarlo, cómo conseguirlo y sobre todo cómo mantenerlo después, es decir cómo cambiará tu vida con ese coche. Al escribir cada uno de estos procesos se observa el cambio en conjunto, pudiendo aparecer opciones que antes no se valoraban.

Las hojas de ruta también se pueden utilizar en procesos complicados donde sea necesario planificar cuidadosamente los objetivos debido a su importancia, como en el crecimiento personal, donde se mezclan cientos de factores importantes de tener en cuenta para no ir atropellándonos con cada nueva decisión, teniendo claro lo qué hay que hacer y los cambios que producen.

Qué te aportan las hojas de ruta.

Te ayudan a tener una visión ampliada de lo que quieres conseguir, para qué, por qué, cómo hacerlo, qué necesitas y cómo va a cambiar tu forma de hacer cuando lo consigas.

Estas valoraciones son importantes, aportan visiones diferentes convenientes de tener en cuenta. Muchas veces al hacer la valoración de los cambios que hay que realizar se ve el costo y las ganancias, una balanza que puede ser definitiva a la hora de ajustar el objetivo a las posibilidades de ese momento.

Cómo se hacen las hojas de ruta.

Las hojas de ruta contienen cuatro columnas básicas con preguntas muy sencillas que se pueden utilizar de muchas maneras dependiendo de la necesidad.

Las puedes realizar de una manera básica realizando el paso 1, o puedes elaborarla dependiendo de la importancia o la complejidad del objetivo.

  1. En cada columna puedes poner todo lo que se te ocurra, para tener un acercamiento mental al objetivo.
  2. Intenta posteriormente hacer las frases escritas concretas, específicas y reales. La técnica SMART te ayudará a aprender a realizarlas.
  3. Planificar los objetivos requiere a veces de proyectos diferentes. Aprende a organizar tareas recopilando datos, organizándolos, priorizando y jerarquizando acciones. Las técnicas de GTD de David Allen te ayudan a eso.
  4. Una vez confeccionada puedes chequear con el test del Láser cada una de tus propuestas escritas en las columnas. Observarás las tensiones que producen, pudiendo valorar hacer cambios antes de empezar.
  5. El primer test a realizar es el objetivo propuesto, conseguirlo y aceptarte consiguiéndolo, el test más importante que realizamos en Antiterapia.

Las columnas de las hojas de ruta.

Puedes descargar una hoja de ruta en este enlace.

  • ¿Qué objetivo tengo?
    • El objetivo es clave definirlo correctamente. Es donde queremos llegar, hay que especificarlo sin ambigüedad con la técnica SAMRT.
  • ¿Qué busco conseguir con ese objetivo?
    • Es necesario ver todas las posibilidades que nos ofrece el objetivo, tanto las positivas como las tensiones que se van a producir, esto ayuda a planificar otros objetivos con diferentes proyectos si fuera necesario.
  • ¿Cómo conseguirlo?¿Qué me hace falta para realizarlo?¿Qué tengo que hacer?
    • En esta columna se anotan todos los recursos y estrategias que tienes para ponerte a realizarlo.
    • Esta columna es una fuente de conocimiento importante, se aprenden a valorar las habilidades y adaptaciones que tienes, las capacidades de acción, las limitaciones. Es donde puedes aprender a conocerte mejor, conocer tu estado, el primer paso para el crecimiento personal en cualquier ámbito.
  • ¿Cómo cambiará mi forma de actuar cuando consiga el objetivo? ¿Cómo cambiará mi vida?
    • Esta pregunta es básica. Se necesita saber donde llegar, qué se necesita para mantenerlo (los recursos que tenemos, nuestro Mapa, lo que somos), los cambios que se van a producir en la forma de hacer (el territorio que vamos a descubrir con nuestras habilidades), los cambios importantes donde surgen cosas nuevas (la zona de caza, todo lo externo a nosotros).

Dónde utilizar las hojas de ruta.

Las hojas de ruta se pueden utilizar en todas tus decisiones importantes. En Antiterapia la utilizamos para planificar objetivos en el crecimiento personal, en la elaboración de los anamnesis y búsqueda de mejora en todo tipo de tratamientos, en el rendimiento deportivo, en la nutrición, y en todo tipo de terapias donde la planificación sea importante.

  • El crecimiento personal las utiliza para valorar objetivos a corto, medio y largo plazo.
  • En todo tipo de terapias para valorar objetivos, recursos del paciente, recursos y estrategias del terapeuta, valoración de cambios.
    • El anamnesis o preguntas que se realizan en todo tipo de terapias mejora con las hojas de ruta.
  • El deporte utiliza las hojas de ruta para valorar objetivos, tiempos de realización, proyectos necesarios, recursos con los que se cuenta, etc.
  • Las hojas de ruta en la la nutrición se utilizan para trabajar conscientemente con la dieta.
  • En los negocios y planificación de trabajo.

Básicamente se utilizan en todo tipo de objetivos. Una vez que aprendes a realizarlas analizando los procesos que intervienen en cada columna, cada decisión se hace con una hoja de ruta mental.

El test del Láser en la realización de las hojas de ruta.

El test del Láser es de gran ayuda para valorar las tensiones que tenemos con los objetivos, con cómo realizarlos, con qué, y en definitiva con cada una de las frases que hemos escrito en las hojas de ruta, permitiéndonos tener una ganancia doble al planificar objetivos, con lo que el crecimiento personal se amplía exponencialmente.

Cuando el test del Láser no muestra tensión con la acción, estrategias, recursos u objetivos, tenemos un sitio desde donde podemos hacer elecciones sin gasto. Partir desde un estado sin tensión hacia la acción que nos lleve al nuevo objetivo es una ventaja. Hay capacidad de elección y podemos realizar las acciones manteniendo capacidad de elección constantemente.

Cuando el test del Láser no muestra tensión con la acción, estrategias, recursos u objetivos tenemos un sitio desde donde podemos hacer elecciones sin gasto.

Cuando el test muestra tensión con el objetivo propuesto, puede que lleguemos a él, pero vamos a tener experiencias con tensión, un aprendizaje que se mantendrá siempre. Se guardará la memoria del dinamismo tenso con el que las hemos hecho. Estas memorias las hemos hecho en múltiples ocasiones sin ser conscientes de la tensión que mantienen, con hacer un test es suficiente para comprobarlo.

Esta es la razón por la que muchas de nuestras «propuestas elaboradas mentalmente» no funcionan cuando nos enfrentamos a situaciones difíciles de «alerta o alarma». «Perdemos el centro» debido al empuje de la actitud que mantiene el dinamismo o forma de hacer tensa. Vemos la realidad con el filtro de cada una de las actitudes tensas con las que hemos aprendido a hacerlo reduciéndose la «capacidad de elección», lo que nos impide hacer cambios.

Normalmente suelen suceder las mismas cosas y obtener los mismos resultados debido a que utilizamos los mismos dinamismos. Esto es normal, nos conocemos así, pensamos que es parte de nuestra personalidad, nuestro carácter, o «nuestro Karma» como vulgarmente se dice.

Jose Luis Godoy Muelas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuida tu cuerpo solo tienes uno y para ello Phisico es tu centro, encontraras todo lo que necesitas para entroncare bien: Fitness de última tecnología, técnicas manuales, osteopatía, kinesiologia, acupuntura, técnicas de equilibrio alimentario, escáner corporal 3d, Capenergy, biorresonancia Mora Nova y mucho más. Ven a conocernos.

Pedir Cita

Rellena este formulario para solicitar cita, rellene con sus datos y las preferencias de su cita, se pondrá nos pondremos en contacto con usted para darle la cita.

Contacto

  • Paseo de Los Olmos 10 | 28005 Madrid
  • 91 435 28 26
  • madrid@phisico.clinic