Como cuidar el Sistema Inmune sano en el Aislamiento

En estos momentos es muy importante no sólo estar protegidos, sino asegurarnos de mantener el Sistema Inmune fuerte, preparado para lo que tenga que venir o lo que esté pasando en segundo plano (asintomático pero trabajando), por lo que además de las medidas de higiene pertinentes que se cuentan por todos lados, es necesario tomar las medidas adecuadas de “salud”, pues no sólo el virus es importante, sino como Claude Bernard decía, lo importante es cuidar el medio interno para evitar que se desarrollen patógenos.

Visto lo que nos viene por delante es necesario estar atentos a ese medio interno y cuidarlo todo lo posible para mantenernos sanos, y poner de nuestra parte, tengamos la edad que tengamos, para poder ser de ese 80% apenas sintomático y ayudar al cuerpo en la posible a estar fuerte y sano, tanto físico como mentalmente (barrera subjetiva que en realidad no existe).

Para mantener Sano el Sistema Inmune paso a exponer a continuación 6 puntos a tener muy en cuenta todos los días:

1.- Es necesario “sobrevivir” al aislamiento. 

Gracias a la tecnología tenemos acceso a mucha gente y demasiada información, disimulando así la distancia y soledad, lo que nos da sensación de cercanía y provoca necesidad de compartir información, pero hay un par de medidas que son muy importantes no olvidar:

  1. Lo más importante de todo es mantenerse ocupados, no entretenidos, es decir, sentirnos útiles. Cada cual deberá buscar su manera. Como dice el refranero: “Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente”. Dejarse llevar por el aburrimiento, la inactividad o el tremendismo de las noticias alarmantes sólo van a hacer que nos hundamos y el sistema inmune caiga. Un pico de estrés activa el sistema inmune, pero un estrés mantenido lo disminuye mucho.
  2. Apagar la TV todo lo posible y no obsesionarse con las noticias tremendistas. A día de hoy hay demasiada informacion circulando y muy poca contrastada, tanto en los canales oficiales como en los alternativos, todo el mundo busca la noticia más “jugosa” para compartirla, por lo que hay que tener precaución al creerse todo lo que se dice y da vueltas, ya que lo único que consiguen en ponernos nerviosos e incómodos, y por tanto disminuir nuestro sistema inmune. Por lo mismo es interesante quitarle el sonido al whatsup, de forma que no esté sonando constantemente y nos tenga todo el día en vilo.

2.- Comer bien.

A día de hoy todos sabemos que el estado de la flora intestinal influye directamente en el sistema inmunitario, por lo que se debe reducir en estos momentos todo lo posible la ingesta de azúcar, lácteos y trigo para mantenerla lo más sana posible.

Se debe tener en cuenta que según la MTC los lácteos producen flema en el pulmón, por lo que cuanto más limpio lo tengamos, mejor, pues no daremos pie a que el virus se asiente. Se trata de no tener abonado el terreno donde quiere anidar.

Es un momento estupendo para revisar todos esos libros de cocina y blogs para hacer recetas ricas y saludables, y así matamos dos pájaros de un tiro: mantenerse útil y comer bien.

Es interesante aprovechar y eliminar los básicos más típicos:

  • Refrescos edulcorados y zumos envasados.
  • Pan de mala calidad.
  • Leche, yogures, y demás lácteos.
  • Azúcar de cualquier tipo, excepto la fruta.
  • Lechuga: es muy habitual que dé gases e hinchazón. En cambio son mucho más digestivas otras hojas verdes como canónigos, rúcula, escarola, espinacas, etc.
  • Café: demasiado café sin poder movernos puede no ser una buena idea.
  • Ojo con las legumbres si vamos a estar muchas personas encerradas en casa y no hay terraza 😉

Es importante comer alimentos frescos (verduras, carnes, pescados, huevos y cereales), y evitar todo lo posible los alimentos precocinados (para una vez que tenemos tiempo!).

Es interesante tomar alimentos ricos en vitamina C, pues se debe tomar al menos 1 gr/día, por lo que se puede suplementar con alguna vitamina C.

Te dejamos este enlace donde mostramos a nuestros clientes recomendaciones a seguir.

3.- No dormir de más.

Es fundamental mantener los ritmos y no estar demasiado tiempo durmiendo, pues eso estanca cuerpo y mente.

Estar demasiado tiempo quieto estanca la circulación y el sistema linfático (igual que en los aviones), dejando al sistema inmunitario débil.

Se debe mover el cuerpo regularmente, no estando demasiado tiempo sentado y quietos, ya sea en el ordenador o en el sofá leyendo o viendo la televisión.

Se deben mantener los ciclos y ritmos, pues es esencial para la correcta activación de la tiroides, sistema hormonal e inmunitario, por lo que es recomendable poner el despertador si sentimos que los estamos perdiendo. Una opción son las duchas frías por las mañanas y calientes por las noches.

4.- Ejercicios respiratorios diarios.

Es de máxima importancia mantener los pulmones aireados y en pleno funcionamiento, por lo que es muy interesante ventilar en su máximo potencial para que el aire residual no se estanque.

Todos los ejercicios de respiración se deben hacer siempre con la nariz, nunca por la boca.

Es recomendable no poner incienso ni nada, sino más bien lo contrario, abrir la ventana o salir a la terraza para ventilar y respirar aire puro.

A continuación pongo un par de ejemplos de ejercicios respiratorios para los que nunca habéis hecho:

a) Se recomienda empezar haciendo ejercicios de movilización de espalda y costillas para ayudar a mejorar la ventilación de los pulmones.

Para ello hay que ponerse a cuatro patas y alternar entre el ejercicio de vaca/gato, moviendo primero la cabeza y luego el cuerpo.

b) Tumbado boca arriba, con una almohada debajo de las rodillas hacer el ejercicio de respiración. Empezar por 5 minutos e ir aumentando según comodidad hasta 10 minutos:

  • Empezar llenando suavemente los pulmones.
  • Seguir respirando hasta “llenar la tripa”.
  • Llenar los laterales de las costillas.
  • Llevar el aire a las clavículas.
  • Mantener un poco el aire en los pulmones.
  • Soltar el aire haciendo el camino inverso: clavículas, laterales de las costillas, abdomen.
  • Quedarse un poquito con los pulmones vacíos.
  • Repetir el ciclo.

Se deben poner las manos en las costillas para ayudar a entender el ejercicio y movilizar las partes indicadas.

Una vez acostumbrados y mecanizados, se puede hacer este ejercicio sentado y de pie para aumentar la dificultad.

c) Terminar con una respiración indú para equilibrar:

  • Coger aire por el orificio derecho de la nariz y soltarlo por el izquierdo.
  • A continuación coger aire por el orificio izquierdo de la nariz y soltarlo por el derecho.
  • Repetir el ejercicio unas 20 veces.

Para los que ya estéis cómodos con este o hayáis hecho ejercicios respiratorios antes, expongo otro mucho más potente (ojo, no empezar por este):

  • Sentado con la espalda recta coger aire durante 4 segundos.
  • Mantener los pulmones llenos durante 4 segundos.
  • Soltar aire durante 4 segundos.
  • Mantener los pulmones vacíos durante 4 segundos.
  • Repetir este ciclo.
  • Cuando estemos cómodos respirando así, incrementar a 5 segundos, luego 6, 7 hasta 8 segundos.
  • No se debe correr, sino todo lo contrario, relajarse poco a poco. se puede poner música suave cerrar los ojos si se prefiere.

5.- Infusiones calientes constantes.

Se recomienda mucho tomar constantemente bebidas calientes, especialmente si añadimos limón exprimido y jengibre machacado. Mínimo 8 al día.

El calor mata al virus, y el limón y el jengibre van a reforzar de forma natural la inmunidad de la garganta.

Hay una costumbre ancestral China buenísima que es comer con té, con líquidos calientes y no tomar nunca agua fría. Es el momento de aprovechar y tomar, aunque sea temporalmente, esa costumbre.

6.- Ejercicio físico.

Una de las cosas más importantes es hacer ejercicio físico, ya que es la fuente de mayores beneficios:

  • Reduce el estrés y clama la mente
  • Nos da sensación de “haber hecho algo”
  • Ayuda a dormir bien
  • Regula el apetito
  • Ventila los pulmones
  • Activa y drena el sistema circulatorio y linfático
  • Estimula el sistema inmunitario

Vamos a estar en casa encerrados mucho más tiempo del acostumbrado y recomendado, por lo que nos vemos obligados a hacer ejercicio en casa por necesidad, no por gusto. Las personas que estén acostumbradas a hacer ejercicio ya tienen idea de qué pueden hacer, pero los que no, necesitan seguir tablas y buscar cosas que hacer, pues de lo contrario cuando pase un mes de inactividad, todo el cuerpo va a estar estancado, lo que traerá muchos problemas y debilidades que traerán nuevos problemas, y eso es precisamente lo que necesitamos evitar.

Para ello hemos puesto a vuestra disposición la web www.phitness.net donde iremos añadiendo ejercicios para todos los niveles y edades, de forma que podáis ir haciendo ejercicio de la forma más divertida y variada posible.

Cada paso de este artículo tiene un objetivo concreto para que puedas salir de este bache de la mejor manera, poniendo el foco en cada elemento que está en nuestra mano para reforzar el sistema inmune. Hay que tener en cuenta que va a ser largo, y lo que plantemos ahora es lo que cosecharemos en el futuro.

Buen viaje.

Javier Velasco. Licenciado en Fisioterapia.


Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

1 comentario en “Como cuidar el Sistema Inmune sano en el Aislamiento

  1. GRACIAS Javier
    Saldremos de esta, SEGURO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuida tu cuerpo solo tienes uno y para ello Phisico es tu centro, encontraras todo lo que necesitas para entroncare bien: Fitness de última tecnología, técnicas manuales, osteopatía, kinesiologia, acupuntura, técnicas de equilibrio alimentario, escáner corporal 3d, Capenergy, biorresonancia Mora Nova y mucho más. Ven a conocernos.

Pedir Cita

Rellena este formulario para solicitar cita, rellene con sus datos y las preferencias de su cita, se pondrá nos pondremos en contacto con usted para darle la cita.

Contacto